Novedades

¿Qué pasa con el deporte?

Ricardo Piñeyrúa, Daniel Daners y Álvaro García analizaron “¿Qué pasa con el deporte?”, una actividad organizada por la Nueva Agenda Progresista (NAP), en la que se remarcó la importancia del deporte en un país, en la formación de su gente y su repercusión. La velada transcurrió bajo la consigna “Boliches de Agosto”, en el Bar El Republicano.

Desde la NAP, a través de la intervención de su Presidente Álvaro García y Daniel Daners se resaltó al deporte como elemento central en nuestra cultura y en la construcción de nuestra identidad como nación. Sin embargo, ha sido ignorado o ha ocupado un lugar secundario en el debate de políticas específicas.

Alvaro García recordó  que “la cultura y el deporte han sido los benjamines, y desde el Ministerio de Economía las cargas presupuestales son muy diferenciales con respecto a otras áreas. Los aspectos culturales y deportivos cubren fuertemente áreas, lugares, momentos, tiempos de las distintas franjas etarias. No sólo cultivar la parte física, sino el trabajo en equipo, la condición de motivación y de liderazgo”, afirmó.

Daniel Daners, Director de Infraestructura y Administración en la Dirección Nacional de Deporte, propuso “poner sobre la mesa al deporte como una política pública, ha estado relegado como tal y en el debate, tanto público como político. Es una de las manifestaciones sociales más importantes”.

Repasó los logros más destacados, entre los que remarcó que “en el 2005 universalizamos la educación física en las escuelas, en el 2005 el 17,3 % de los niños tenía acceso a la Educación Física regular, en el 2009 se logró que fuera de un 100%, aunque nos falta profundizar la cobertura y la frecuencia de atención. Se realizó el  primer Congreso Nacional de Deporte, todos elaborando y discutiendo, se hicieron juegos escolares y sudamericanos. Se desarrolló el proyecto de Plaza siglo XXI”.

Daners, también destacó “el Plan Nacional Integrado de Deporte que les llevó cuatro años instaurarlo con Fernando Cáceres como propulsor. Es un plan estratégico, el primero, que fue participativo y sienta las bases de un proyecto deportivo ordenado. Implementamos el programa 'Ahora al Futuro' para la atención del deportista, actualmente enfocado por el peso que tiene al fútbol”.

Asimismo, remarcó que “cada vez que hablamos de deporte hay un par de lugares comunes que surgen, primero cuando escucho que no hay política de Estado en el deporte, eso no es verdad, las hay y están en discusión. Un segundo lugar común, no hay apoyo del Estado al deporte, otro facilismo adentro de eso cabe todo, y levantar eso ya es muy difícil. El Estado apoya al deporte no sólo a través de su órgano rector, la Dirección Nacional de Deporte, sino a nivel de la Impositiva, porque se hacen exoneraciones de impuestos, porque la mayoría de los clubes están en terrenos fiscales y están exonerados de los aportes correspondientes”, dijo.

Dentro del apoyo que el deporte recibe por parte del Estado, destacó, “el apoyo del Ministerio de Deporte y también del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, porque también apoya el sistema educativo y los entes del Estado. Si hacemos la cuenta nos sorprendemos del apoyo enorme que tiene el Deporte de parte del Estado”, dijo.

El Profesor Piñeyrúa, periodista y comentarista deportivo de 13 a 0 (radio El Espectador), señaló que “hay atención al deporte por parte del Estado, pero muchas veces se da por sentado que debe hacerlo. A los gobernantes le cuesta pensar o hablar de fútbol”.

Destacó al deporte como “constructor de identidad”, además señaló la vinculación afectiva que tienen los uruguayos con el deporte. Lo definió como “la expresión cultural que da mayor satisfacción a la gente” ya que los nutre espiritual y anímicamente. Un ejemplo, señaló, ”es la construcción de esa idolatría que la sociedad ha hecho de la Selección Uruguaya de fútbol y el fenómeno de Suárez y el Uruguay defendiendo algo que era indefendible pero todos salimos a defender, la selección nos da identidad cultural, por eso el Estado debe asegurar que esa satisfacción se mantenga, porque tiene construcción de identidad y ciudadanía, la dictadura rompió el entrelazado social de las capas medias, y el deporte puede ser un gran reconstructor”, manifestó.

Además, consideró muy importante “que no nos roben como sociedad la expresión más alta del Deporte que es el de la alta competencia y el profesionalismo. El Estado tiene que controlar y no permitir que el deporte se le escape de las manos. El fútbol es una gran actividad económica y el deporte también, un gran desafío hacia delante, para regularlo y que funcione de mejor manera y nos continué dando satisfacción”.

El Profesor Piñeyrúa remarcó que “vivimos en el fútbol una situación terrible, los clubes piden sacarle a la Selección Uruguaya en favor de los clubes y la ayuda del Estado”, y cuestionó: “¿El Estado le da todo eso y qué les pide?”.

Por último, invitó a reconocer “que el fenómeno deportivo es una parte de la cultura, forma valores de las personas entre las que lo practican y lo ven. En el proyecto de país hay que ver que el Estado da pero también tiene que recibir”. Destacó el Mundial de Brasil  “un evento de esta magnitud, una gran inversión económica, de capacidad y de organización” y por tal motivo cree que a  “través del deporte construimos la imagen del país y es algo que tenemos que tener presente en Uruguay, país natural  y tecnológico,  pero el Uruguay es celeste y es una bandera que debemos defender y que no la quiten los intereses privados que puedan perjudicarnos”, finalizó Piñeyrúa.